La salud pública en Chile está enferma como resultado de la profunda inequidad social que hay en el país, afirmó la presidenta de la Confederación de Trabajadores de la Salud Municipalizada (Confusam), Carolina Espinoza. (Por Tania Peña, Agencia Prensa Latina)

En entrevista exclusiva a Prensa Latina, la dirigente sindical consideró que el momento en Chile es de organizarse y movilizarse por cambios profundos, entre los que situó el establecimiento de un sistema de salud pública, gratuita y de calidad.

Destacó en ese sentido la convocatoria por más de 40 organizaciones sociales a un referendo popular en la materia, inmerso en su segunda semana de realización.

El plebiscito busca reivindicar el derecho a la salud, a la construcción de un país más democrático y a una nueva Constitución y no esta que heredamos de la dictadura, indicó.

Enfatizó que más allá del número de participantes, la consulta trasciende como «herramienta que nos permite avanzar en la construcción de un tejido social y en unificar fuerzas para las grandes transformaciones que Chile requiere».

«Hay que derrotar esos intereses económicos que hacen de la salud un negocio; lo que está pasando hoy día en la salud es injusto, es desigual», recalcó la líder sindical.

Ilustró cómo la mitad de los recursos destinados al sector, tanto humanos como en infraestructura e insumos, favorecen a menos del 20 por ciento de la población que se atiende en clínicas privadas; en tanto la otra mitad es para el 80 por ciento restante.

La presidenta de Confusam insistió que la cobertura de salud pública en el país no da para más. Estamos en un momento de inflexión, o mejora o se desmorona, remarcó. Sobre la marcha del referendo, explicó que está teniendo lugar en todas las ciudades del territorio nacional a través del voto en mesas electorales instaladas en plazas, estaciones del metro, hospitales y consultorios.

También en lugares habilitados por otras organizaciones que han respaldado la convocatoria, como el Colegio de Profesores y las llamadas juntas vecinales.

Las cinco preguntas que contempla el plebiscito son: ¿Considera Ud. que la salud debe ser un derecho garantizado por la Constitución?, ¿Piensa que se debe fortalecer el sistema público de salud mediante la entrega de financiamiento y recursos humanos y materiales?

Asimismo, ¿Cómo debe ser financiada la salud pública chilena? ¿Cree usted que las instituciones de salud deben ser sin fines de lucro? y por último ¿Piensa usted que los usuarios y los trabajadores de la salud deben participar en la toma de decisiones en temas de salud?

La consulta popular concluirá el próximo 7 de mayo, tras lo cual se entregarán los resultados a las autoridades del gobierno y de otros poderes del Estado.



Related articles